7 problemas que indican desgaste o rotura de la correa serpentina

Además de los elementos necesarios para funcionar, un motor de combustión interna cuenta con dispositivos periféricos adicionales, que ponen en marcha otros sistemas igualmente importantes para el correcto funcionamiento de tu coche.

Entre estos encontramos, por ejemplo, una bomba de aceite que hace funcionar el sistema hidráulico de la dirección, el alternador que suministra la energía eléctrica, el compresor del aire acondicionado, y una bomba encargada de recircular el agua o el líquido refrigerante a través del sistema de enfriamiento en el motor.

Incluso, si tu vehículo tiene un sistema de sobrealimentación (turbo), la correa serpentina transmite movimiento al sobrealimentador, que se activa en la medida en que el motor lo necesite. Una solución simple pero brillante.

Estos periféricos necesitan obtener energía de algún lugar, y puede que te sorprenda saber que dicha fuente no es la batería. En lugar de esto, a medida que el motor funciona, el movimiento giratorio del cigüeñal se transfiere a cada periférico a través de la correa serpentina.

¿Qué es una correa serpentina?

Tensor de correa serpentina o polea loca
Tensor, patin o polea loca

Tambien llamada correa de impulsion, accesorios o servicio. Es una correa larga y continua que impulsa muchos de los periféricos del motor, al hacer girar las poleas accesorias conectadas mecánicamente a cada dispositivo.

Por lo general, el sistema incluye un tensor de correa o polea loca, que se encarga de guiar y mantener la tensión adecuada para transmitir el movimiento con mayor eficiencia.

Correa serpentina vs correa trapezoidal

Correa serpentina vs correa trapezoidalLos motores antiguos tienen correas trapezoidales en lugar de correas serpentinas. Estas son más delgadas y pequeñas y por lo general, sólo conectan un periférico a la vez. Por esta razón, a menudo encontrarás varias correas trapezoidales en un motor, pero solo una correa serpentina.

Cuánto dura una correa serpentina

En modelos antiguos, la correa de servicio solía durar alrededor de 80,000 km, sin embargo, las correas serpentinas modernas se fabrican en caucho sintético de alta durabilidad. El nombre científico de este material es caucho de Etileno Propileno Dieno tipo M ASTM o EPDM para abreviar.

Un cinturón serpentino en EPDM puede durar hasta 160,000 km.

En términos de tiempo esto sugiere una duración máxima de 8 años, teniendo en cuenta un kilometraje de 20.000 km año.

También puedes ver: cuánto dura una correa en V o trapezoidal.

7 síntomas que te indican una correa serpentina rota o defectuosa

Lo primero que debes saber es que una correa serpentina en mal estado no es algo que puedas dejar de lado o esperar hasta que falle totalmente para lidiar con ello.

¿La razón?

El rendimiento de tu vehículo puede verse afectado cuando el cinturón está desgastado, dañado o agrietado, y si conduces cuando está roto, la integridad mecánica y la seguridad son dos factores que pueden verse seriamente comprometidos.

Afortunadamente, tu coche experimentará síntomas bastante claros cuando la correa serpentina se rompe o se encuentra en mal estado.

Dicho esto, adelante conocerás los signos más comunes que te indican si la correa serpentina está rota o defectuosa:

Síntomas de una correa serpentina rota

Conducir con la correa serpentina rota puede ocasionar daños importantes en tu coche.

Así que, tan pronto como observes cualquiera de los siguientes síntomas, es de vital importancia detener inmediatamente tu vehículo para comprobar el buen estado de la correa:

Endurecimiento repentino de la dirección

Endurecimiento repentino de la dirección

La dirección asistida es un conjunto de componentes hidráulicos que permiten girar el volante suavemente sin necesidad de aplicar demasiada fuerza en el movimiento.

La ruptura de la correa serpentina inhabilita la bomba hidráulica que hace funcionar el sistema, endureciendo la dirección hasta el punto de que es casi imposible mover el volante.

Este problema también podría deberse a un bajo nivel de líquido hidráulico, pero como en el caso anterior, la integridad de la correa es lo primero que debes verificar.

Recalentamiento del motor

Recalentamiento del motor

La correa serpentina mueve la bomba que impulsa el refrigerante a través del motor. Al romperse, el líquido deja de recircular lo que inevitablemente causará su recalentamiento.

Por lo tanto, si el indicador de temperatura se mueve hacia la zona roja, debes detener tu vehículo de inmediato, para evitar daños importantes en el motor y verificar si esto ha sido causado por el rompimiento de la correa serpentina.

Batería muerta

Bateria muerta - la luz de la batería del coche está encendida

La correa serpentina hace girar el alternador que suministra la energía necesaria para cargar la batería y hacer funcionar los componentes eléctricos de tu coche.

Cuando se rompe la correa, el alternador deja de funcionar y el coche comienza a utilizar electricidad de la batería. Por supuesto, esto la agota en poco tiempo debido al consumo eléctrico que generan las bujías y demás sistemas eléctricos del automóvil.

En este punto, el coche se detiene debido a que se interrumpe el flujo de energía hacia las bujias, que a su vez, generan la combustión de combustible en el motor.

Por lo tanto, si la luz indicadora de la batería se enciende o tu coche deja de funcionar, es posible que esto se deba a una correa demasiado floja o rota.

Sin aire acondicionado

Sin aire acondicionado

El mal funcionamiento del aire acondicionado en tu coche se atribuye por lo general a cuatro factores específicos relacionados con el sistema propiamente dicho. Fugas de gas refrigerante, compresor en mal estado y falla eléctrica o mecánica.

Sin embargo, con excepción de la falla eléctrica, dichos daños causan generalmente un deterioro gradual del sistema. Así que, cuando el aire acondicionado falla de repente, lo primero que deberías verificar es si eso se debe a la correa serpentina rota.

Ahora, en teoría podría decirse que la correa serpentina en mal estado pero no rota puede disminuir la capacidad del aire acondicionado. Sin embargo, en este caso será necesario que verifiques si adicionalmente existen otros indicadores que te demuestren con mayor seguridad el mal estado de la correa serpentina.

Síntomas de una correa serpentina defectuosa

Una corra serpentina defectuosa terminara por romperse más temprano que tarde. En ese sentido es importante tratar el problema de inmediato.

Verifica la correa cada vez que identifiques los siguientes síntomas y realiza el cambio de la misma en caso de comprobar algún grado de deterioro por mínimo que sea.

Ruidos agudos en el motor (como chillidos)

Mecanico escuchando ruidos agudos en el motor como chillidos

Si escuchas ruidos agudos en el motor parecidos al chillido que produce el caucho cuando roza una superficie lisa, lo más seguro es que se deba al deslizamiento de la correa serpentina causado por desalineación o por encontrarse demasiado floja.

Si ese es el caso, se debe realinear y tensar adecuadamente la correa para evitar su rotura u otros daños adicionales en los periféricos. Sin embargo, es muy probable que la correa ya esté deteriorada y deba ser reemplazada.

Ver también: Causas comunes del ruido de la correa serpentina

Grietas en los surcos de contacto

Desgaste de una correa serpentina de neopreno vs correa serpentina de EPDM

La correa serpentina es de fácil acceso en casi todos los coches. Esto te permite verificar fácilmente su nivel deterioro mediante una simple inspección visual.

Si notas grietas visibles o daños en cualquier parte de la correa, debes remplazarla de inmediato.

Zumbido en el motor

Zumbido en el motor

Si notas un zumbido que cambia cuando aceleras o desaceleras el motor, es posible que necesites verificar la tensión de la correa serpentina. Una correa excesivamente apretada ejerce demasiada carga sobre los cojinetes en cada una de las poleas accesorias y, a menudo, esto provoca la falla prematura en dichos componentes.

Incluso, algo común que ocurre con las bombas de agua es la falla de sus rodamientos causada por una correa serpentina demasiado ajustada. Si este es el caso, lo recomendable es abordar el problema lo antes posible para evitar daños más costosos causados por sobrecalentamiento del motor.

Cuanto cuesta cambiar la correa serpentina

Reemplazar este componente es algo realmente barato si se tienen en cuenta los costos potenciales que podrían causar los daños generados por no cambiar a tiempo, una correa en mal estado o rota.

Claro, el costo de reemplazo puede tener variaciones dependiendo de la marca de la correa, el modelo de tu coche y si realizas el cambio por tu cuenta o en un taller.

Las correas de fácil acceso pueden cambiarse en tu cochera con un mínimo de herramientas. Algunas correas pueden quitarse tan sólo con aflojar un perno, mientras que otras requieren de herramientas, desarmes y ajustes adicionales que, dependiendo de su complejidad, deberás evaluar si tienes los recursos y el conocimiento para hacerlos por ti mismo.

Si lo haces tu mismo

Si realizas el cambio tú mismo, una buena correa serpentina puede costar entre 30 a €150 más 8 o €20 del tensor que se recomienda cambiarlo cada vez que se sustituye la correa.

Talvez te interese:

Last updated on 16 octubre, 2021 8:01 pm
Last updated on 16 octubre, 2021 8:01 pm

Si lo hacen en el taller

Si lo haces en taller, la mano de obra puede oscilar entre 50 a €150 dependiendo de la complejidad que requiera la instalación de la correa y el tensor.

Algunos modelos de vehículos tienen un cinturón serpentino de fácil acceso lo que podría representar una hora de trabajo. Sin embargo, cuando se trata de algo más complicado, el mecánico podría tardar hasta dos horas.

De cualquier manera, este es uno de los componentes más baratos del motor y es una buena idea reemplazarlo de inmediato para evitar daños en otros componentes mucho más costosos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies
You cannot copy content of this page